Adicción a Internet

Qué es

Uso excesivo e incontrolable de Internet que interfiere negativamente con la vida diaria de la persona afectada o de sus allegados.

Qué actividades online se relacionan con este problema

En teoría un adicto o adicta a Internet podría volcar su obsesión/compulsión en cualquier actividad online, bien sea solitaria o en interacción con otros usuarios. Las actividades que suelen ser más problemáticas, que pueden producir comportamientos más compulsivos online, son las que tienen que ver con el sexo, las compras y el juego (remunerado o no).

Qué tipos hay

Adicción a Internet en general, adicción al cibersexo, adicción a los juegos online, adicción a lob blogs, adicción a las redes sociales, adicción a las compras online, adicción a las subastas online, adicción al chat, etc. Puedes leer más sobre cada tipo en nuestra sección de clases de ciberadicción.

Qué problemas acarrea. Cómo detectarla

Los problemas que pueden acarrear (y que se pueden emplear para detectar el problema) incluyen repercusiones de tipo social y personal: problemas conyugales, pérdida de empleo o deterioro del rendimiento escolar, problemas alimenticios, ansiedad, empleo como vía de escape de la realidad, depresión, aislamiento personal, déficit de atención, escaso control de las pulsiones, pérdida de habilidades sociales, pérdida del sentido del tiempo, síndrome de abstinencia, necesidad de dosis cada vez mayores, etc.

Qué incidencia tiene

Algunos estudios cifran entre el 5 y el 10% los internautas que podrían estar afectados, con tasas aún mayores entre la población juvenil de ciertas zonas de Asia.

Según un reciente estudio del INTECO, el riesgo relacionado con el uso de Internet que hacen sus hijos, que más preocupa a los padres es el de dependencia o uso abusivo (un 39,5% lo mencionó de forma espontánea en la encuesta realizada). El uso abusivo y/o adicción a las TIC son fenómenos conocidos de forma amplia, tanto entre padres (8 de cada 10) como entre hijos (6-7 de cada 10). Los riesgos vinculados a la adicción preocupan a los padres, ya que la dependencia o uso excesivo es considerado por un 42,8% de los padres un riesgo bastante o muy grave. En el caso de aislamiento social (renuncia a otras actividades por estar conectado) un 34,5% de los padres juzgan esta conducta como muy o bastante grave.

Según ese mismo estudio, casi 3 de cada 10 menores ha realizado un uso abusivo de las TIC. Un 28,7% de los menores declara haber experimentado situaciones de aislamiento social (entendido como renuncia a estar con amigos) y un 26% reconoce haber sufrido episodios de dependencia o uso excesivo.

PantallasAmigas